Boda en Marbella P&D

Tenemos un pensamiento común tanto los novios, como los invitados a una boda y es que todo todo tiene que salir perfecto,  y ¿que es perfecto? esto es un termino subjetivo, lo que a mi me puede parecer bien a ti te puede parecer regular, ¿que rallaría la perfección? ¿cumplir con los horarios?¿que haga buen tiempo?, pienso que si preguntamos uno por uno a los asistentes a una boda habrá mil comentarios diferentes de una misma situación.

A lo largo de mi experiencia como organizadora de bodas, y concretamente de bodas en la playa me he encontrado a  novios con mucho miedo a que lloviese, otros que no les importaba nada que hiciese viento o estuviese nublado, he tenido bodas con pequeños chaparrones y novios encantados con esa circunstancia. Así que me vuelvo a preguntar ¿que es que salga todo perfecto en una boda?

Lo importante es como tu en tu gran día te sientes en determinadas circunstancias imprevistas o incluso sabiendo que van a ocurrir. Tengo un pensamiento que me da vueltas desde hace meses y es que todos pensamos que en el día de nuestra boda el tiempo y la vida se detiene y gira solo a nuestro alrededor.  Pensemos en un día cualquiera en nuestra vida cotidiana, te levantas llena de energía, alegre y feliz por disfrutar un nuevo día, y de pronto algo hace que todo se tuerza y se complique, y ese día que se suponía maravilloso deja de serlo, entonces ¿por que creemos que el día de nuestra boda no tiene que pasar nada?, sabemos que para ti que te casas es un día muy especial, para mi que organizo tu boda también lo es y para tus invitaos, pero el  mundo sigue girando a su mismo ritmo y nada lo puede parar, ni siquiera el día de tu boda, el día que das el Si Quiero!. Quizás no nos han enseñado a disfrutar de lo no perfecto o lo que nosotros entendemos por perfecto, soy de la opinión de que aunque algo  no sea perfecto, si puede ser muy bello.

Así que pienso que nuestra filosofía como organizadores de bodas es además de cuidar cada detalle en la planificación de vuestra boda, para que sea una boda preciosa, es mostraros el camino en el  que todo es posible, no hay que frustrase porque algo no salga tal como lo tenemos en nuestra mente, quizás deberíamos charlar más sobre este tema y estar preparados para disfrutar de todo! de los muy bueno, de lo no esperado o de lo diferente.

Puedo decir que este año he tenido la suerte de organizar bodas para unas parejas determinadas en lo que querían, en algunos casos se trataba de casarse en la playa, en la misma arena, y nos les importó el viento que hiciese, al contrarios tuvieron una boda muy emotiva con unas fotos muy singulares y divertidas, también tuve una boda super romántica otoñal con un montón de detalles decorativos los novios solo se miraban el uno lleno de ternura y  nos les importo  que algunos chaparrones  que les acompañara hasta la iglesia, al contrario  les lleno de ternura y romanticismo, y también la boda de Patricia y Dom a pesar de ese calor lo único que les animó fue a  amarse más si cabe.

En la boda de Patricia y Dom hubo algunos grande imprevisto, fuera del alcance nuestro, y quiero contaros como Patricia y Dom lidiaron con eso imprevisto; Patricia es muy ordenada, el trabajo de planificación con ella  fue super fácil, hacía siempre los deberes, y los hacía además de muy bien y muy profesionalmente, increíblemente meticulosa, además de tener un carácter espontáneo, ser divertida es muy bonita  por dentro y por fuera, ya veréis en las fotos los guapísima que es, por su puesto que Dom va a su par. Patricia fue muy flexible durante todo el periodo de planificación de su boda, además al estar en la distancia era como si estuviese siempre presente con su tono de voz alegre y su eterna sonrisa. Llegó el día de su boda un precioso día de Agosto, en MarbellaMálaga ambos decididos a casarse frente al mar y nada ni nadie iba a impedir que disfrutaran de su gran boda.

Como os he comentado algunas cosas no las esperábamos,  y es que hubo un gran fuego en la Zona, eso hizo que tuviésemos que sobre la marchar cambiar cosas, muchas llamadas de teléfono, etc, pero finalmente todos se soluciono en tiempo y hora. Patricia y Dom en lugar de entrar en Pánico, sacaron lo mejor de ellos  y buscamos soluciones, todas le parecía bien, decían “perfecto con esto los solucionamos”, al principio hubo sorpresa por su parte pero siempre con animo resolutivo sin queja alguna. Pensando sobre todo en ella, en su forma de lidiar los pequeños imprevistos que tuvieron antes de empezar la boda, su forma de afrontarlo creo que fue lo que hizo que su boda tuviese mucha magia; una ceremonia en Marbella frente al mar, rica comida, muchas risas entre sus invitados y familiares, el amor estuvo presente en cada detalle, en cada situación y cada minuto.

Me gustaría concluir con una letra de canción de José Mercé .

         “No es perfecta más Es simplemente  lo que yo soñé”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario