Fiesta el día después de tu Boda

¡Ya está! El gran día ha pasado y de ahora en adelante estás oficialmente casada. Entonces, ¿ha terminado la fiesta? ¡No obligatoriamente! Siempre es posible prolongarla un poco organizando un celebración “del día siguiente a la boda”, una pequeña recepción muy relajante y post-gran día que gusta hacer cada vez más a los recién casados.

¿A quién invitar?
Evidentemente, no vas a organizar un banquete bis de tu boda invitando a todas las personas que estuvieron presentes el día de tu boda. A menos que tengas un presupuesto muy elevado.
Esta pequeña fiesta es la ocasión para reunir a tu entorno más próximo: abuelos, padres, hermanos y hermanas y tu círculo de amigos más cercano.

¿Dónde celebrar tu post boda?
Todo va a depender de tu presupuesto y del número de invitados.
– En tu casa o en la de tus padres: ¿por qué no? Si tu casa o la suya son suficientemente grandes para recibirlos, sería una pena privarse de ella. Esto hará la pequeña fiesta aún más íntima y acogedora. Sin olvidar el ahorro que supone.

– En un parque, un bosque, un chiringuito… En resumen, en la naturaleza para hacer un picnic.

A veces, el lugar donde se desarrolla tu banquete de boda puede proponerte organizar esta pequeña post-fiesta.

¿Qué proponer?
Un menú simple irá muy bien. El objetivo es, sobre todo, encontrarse para aprovechar más a la gente cercana y para apreciar de una manera distendida su compañía.

– Un brunch: un término medio entre un desayuno tardío (perfecto para los que se levantan tarde) y una comida. Bebidas refrescantes, zumos de frutas para rehidratarse y para olvidar los excesos de alcohol de la víspera, huevos,bacon tostadas, ensaladas o bollería para satisfacer todos los gustos.

– Una barbacoa o Una Paella: distendida y agrupadora, no exige muchos preparativos y satisface a todos los paladares. Acuérdate también de prever brochetas de verduras o de pescado para los que no les gusta la carne. Encuentra un voluntario para que se ocupe.

– Un buffet en el campo: encarga a un catering platos de charcutería, quesos y un surtido de ensaladas. Esta fórmula te evitará despertarte al alba para prepararlo todo.

¿Qué ponerse?
Es momento para relajarse. Ponte un casual-chic. Un vestidito veraniego con un bonito sombrero, una camisa blanca e impecable con unos vaqueros color crudo…

ramona-y-oliver-bttw-67-de-87

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario