Rocio y Jose

Cuando Rocío y Jose nos contaron su planes de casarse en la playa, no pudimos rechazarlo, la ceremonia en la playa, el banquete frente al mar, no podríamos estar más felices con el resultado.

Para el montaje de la ceremonia utilizamos  altar de bambú con telas de seda, paniculata, estrellas de mar colgando de sillas blanca de madera, una alfombra blanca y un bodegón que daba la bienvenida a los invitados con unas sandalias preciosas para las chicas hechas por las mamás de los novios. El resultado fue excepcional.

Elegir el establecimiento es uno de los puntos más importantes en una boda, tanto Rocio como Jose no dudaron ni un segundo, querían que su boda fuese en Cádiz, concretamente el restaurante está en el Palmar, con unas vista impresionantes y años de historia, es un lugar único.

Rocío y Jose despertaron con un día precioso de Junio, preludio de todo lo que vendría después. Sonrientes en todo momento, una boda de día llena de color; el azul de mar,  los trajes de las invitadas, A la novia se le olvidó el ramo de novia en el coche, ese es parte de nuestro cometido, fijarnos en cada detalle, así que el hermano de la novia rápido y veloz fue al coche para traer el ramo, y como os he dicho la novia sonriendo en todo momento, una anécdota  que contar.

Un almuerzo con productos de la tierra, una dulce tarta, muchas sorpresas y sobre todo mucho, mucho amor, fue lo que disfrutamos en la boda de Rocío y Jose. Gracias pareja por hacernos participe de vuestra felicidad, mil gracias.

Fotos by: http:www.estamosgrando.com

Gracias equipo, sin vosotros no tendríamos estos recuerdos tan bonitos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario