Una Boda Internacional

Tenía muchas ganas de contaros la boda de Ramona y Oliver, fue en el Palmar, Cádiz. Ellos son de Alemania, residentes en Madrid y por sus trabajos están todo el tiempo viajando. Tras la primera vez que Ramona nos llamó por teléfono ya tenía muy claro que quería, quería una boda en la playa, en las playas de Cádiz, con un banquete de boda con rica comida y una fiesta que nadie olvidase nunca y por supuesto una wedding planner en la que confiar y delegar la organización del día más especial de su vida. Hablamos mucho por teléfono, y por emails ya casi los conocía y aun no los había visto en persona, sus trabajos les impedía en esos momentos trasladarse al sur, así que como en ocasiones ocurre los novios tenéis que elegir vuestro establecimiento para el banquete de boda desde la distancia, con fotos, menús y sobre todo con lo que os vamos contando de nuestra experiencia, intentado en todo momento ser vuestros ojos, ser los más lo precisos posibles, por supuesto ahí estáis vosotros super valientes, decididos y teniendo muy claro que queréis y que no.

Ramona y Oliver querían una ceremonia civil en la playa, pisando la arena calentita de nuestras playas de Cádiz que son paradisiacas, como organizadores les ayudamos de principio a fin, en la organización de su boda, pero detengámonos en la elección del lugar para el banquete de bodas; querían un banquete de bodas, divertido, con amigos, familiares y por supuesto con sus dos peques que forman parte de todo este gran proyecto que es casarse en Cádiz. Eligieron un Restaurante en el Palmar, en Cádiz, frente al mar, con vistas espectaculares, donde mientras te tomas una copa de champan se ve la puesta de sol más bonita del mundo, este establecimiento para bodas en El Palmar era lo ellos siempre habían soñado, tal como lo imaginaban, por supuesto les ensañamos fotos desde todas las perspectivas hasta tomar la decisión de celebrar ahí su banquete de Bodas.

Son unos enamorados no solo el uno del otro sino de nuestras tierra Cádiz, de nuestras playas, y de darse el Si Quiero en la playa.

Con el pasar de los meses planificamos cada detalle, cuidamos de la música, de sus costumbres para aplicarlas en el día de su boda, y por fin llegó nuestro encuentro, lo teníamos planeado para Semana Santa, todo listo, y dos días antes me pongo enfermita, pero enfermiza de verdad, estuve toda la Semana Santa ingresada en el Hospital. Ay no me lo podía creer primero no podía con mi cuerdo y luego lamentaba el no poder reunirme con ellos después de tantas conversaciones por teléfono, tantos emails, tantos WhatsApp, por fin llegaba el día de conocernos y no podía asistir a esa esperada reunión. No es el fin de mundo ni nadie es imprescindible, así que mi compañero Jonathan se reunió con ellos para tratar temas de la planificación de su boda. No os mareo más con esto finalmente unos meses antes de la boda, Ramona y Oliver tuvieron sus vacaciones y por fin nos reunimos, para mi fue algo muy especial, parecía como si les conociera de toda la vida, fueron tan amables, estaban tan contentos de que pronto llegaría su gran día, que pasamos unas horas reunidos en muy buena compañía. Planificamos la boda los último sdetalle de su boda, visitamos el lugar donde decoraríamos para la ceremonia civil en la playa y pasamos una tarde muy bonita con unos mojitos frente al mar esperamos la puesta de sol.

Llego el gran día, el día de la boda de Ramona y Oliver, un jueves de Septiembre, un día lleno de color, nada de viento, y con la llegada del novio y los peques empezó la fiesta, luego llego Ramona muy puntual, la ceremonia civil en la playa empezó con mucha exitación por parte de todos los invitados al ver lo increíble que es encontrar la decoración de una ceremonia civil en la misma playa, Oliver no podía contener las lagrimas, Ramona llego con su gran sonrisa que ilumino a todos lo que allí estábamos, recuerdo estar allí en la playa, en el Palmar y parece que el tiempo se detuvo por unos instantes, era un día cálido y dos enamorados regalándose miradas cómplices en un marco de luz y sal para darse el Si Quiero.

¿Recordáis uno de nuestros últimos post? en el que os hablaba de los nervios de los novios llegado el gran momento, los que siempre se hacen los duros haciendo comentarios como “ yo no estoy nervioso”, pues bien una de las fotos que os mostré fue la de Oliver mientras esperaba a Ramona con todos sus sentidos a flor de piel, esa foto representa de maravilla lo que sienten, lo que experimentan los novios ese instante mientras esperan la llegada de la novia, no les da vergüenza sacar sus lagrimar, demostrar lo que os aman y dejarse embriagar por el amor, Pincha Aqui.

En el Banquete de boda los novios ya estaban más relajados, muchos mimos y caricias entre ambos, baile hasta altas horas de la madrugada. Muchas felicidades pareja!!!!!

Os dejo fotos de esta increíble boda, pero en esta vez le voy a dar un poco de más protagonismo al novio (algunas veces el gran olvidado, solo algunas pequeñas veces), así que veréis más fotos del Oliver, (el novio en su gran día).

Fotos de nuestros compañero y amigos http://www.estamosgrabando.com, sin ellos no tendríamos este maravilloso recuerdo, Gracias.

Si crees que podemos ayudarte en tu futura boda o simplemente asesorarte rellena el formulario de contacto y nos pondremos (sin ningún compromiso) en contacto contigo.


Nombre : *
Email : *
Telefono : *
Asunto : *
Mensaje :