Si vuestra boda es en Tarifa, ¡ yo me apunto!

Muy cerquita de navidades del año pasado, casi a primeros de esta año 2017, Elena y Alberto contactaron con nosotros, en ese momento su preocupación era saber si en unos cuatro meses podríamos organizar su boda, Por Supuesto Que Si! le contestamos, será un placer y un pequeño reto, tras las fiestas nos reunimos y empezamos directamente con la planificación de su boda, en esos días Alberto habló con el Párroco de Tarifa, para casarse en la Iglesia de San Mateos, en pleno casco antiguo de Tarifa, pensamos que con lo cerquita que estaba la iglesia de donde los novios y familiares se hospedaban, sería genial poder ir andado a la Iglesia el día de la boda, y así fue, una boda muy intima y no me refiero a pocos invitados, todo lo contrario de lo planeado inicialmente por Elena y Alberto, me comentaba, que cada vez eran más los amigos que querían participar y unirse a su gran día, ninguno quería perderse la boda de sus amigos por muchos kilómetros que los separen, y además añadían, “si vuestra boda es en Tarifa, yo no me la pierdo”, “¿en Tarifa os casáis? Ah!!! yo voy” así fueron sumando hasta que fueron mucho, pero no por eso perdió el encanto de una boda intima con los más cercanos, con ese toque cordial y amigable que Elena y Alberto supieron transmitir.

Elena tenía muy claro que quería una boda en la que todo fuese muy sencillo, con olor a flores, poco protocolos, pero era muy importante para ella tener un estilo Boho Chic, con pequeños detalles vintage el día de su boda, así que diseñamos el banquete usando mesas de madera, sillas igualmente de madera con cojines en color blanco roto, centros de mesas con hortensias, rosas, paniculata, glicinas, centros de mesa sin mucha altura, sobre unas bases de cristal labradas quedaban estupendamente. Usamos copas labradas en diferentes colores, a Elena y Alberto les llamaba más la atención que copas de un solo color, ya sabéis que los que nos gusta es personalizar cada boda, como a cada pareja a cada novia le gusta, bien sigo con lo que os estaba contando de la decoración, para terminar de darle ese estilo Boho Chic pusimos bajo platos de enea, con minutas diseñadas para este hermoso día, unas ramitas de olivo con una cuerdecita enlazaba la servilleta de lino con la minuta y la ramita de romero, esto le daba un toque muy bonito, además que nos ofreció un olor increíble que inundó toda la zona del banquete, no me quiero dejar a tras el camino de mesa en arpillera. Luego veréis en unas fotos como quedo su increíble banquete de boda.

El lugar elegido en Tarifa te invita a pasar un día único y eso es lo que disfrutaron Elena y Alberto en el día de su boda, hay diferentes espacios, la zona ajardinada que es donde celebramos el banquete de boda bajo una carpa beduina, y el patio interior “como yo le llamo”, donde primero tuvimos la copa de bienvenida, es decir la recepción de la boda, los novios recibieron a sus invitados, disfrutaron de ricos canapés y champan. Sigo insistiendo, Elena quería ofrecer a sus invitados pequeños rincones en los que se sintieran cómodos y bienvenidos, así que Alberto pensó que podríamos poner unas flechas con las ciudades de donde precedieran los invitados, unas 26, las colgamos de un gran palmera que hay a la entrada del establecimiento. Tengo que decir que fue un acierto, a los invitados les gustó mucho, e incluso lo utilizaron como Fotocall de la boda, todos querían hacerse una foto con la flecha indicando su ciudad de su procedencia. También pusimos un hermoso y colorido Sitting Plann, donde los invitados encontraron su lugar de asiento en el banquete, para este Sitting Plann seguimos utilizando Hortensias, en este caso con mucho colorido, tarros reciclados con paniculata, limuniun y otras flores silvestres.

Como parece que me estoy saltando el orden cronológico del día de la boda con lo que a mi me gusta seguir un orden, ahora estoy intentando encausar este post, quizás os esté liando, pero en las fotos lo veréis todo claro. Llego el momento de la barra libre, y no podría falta nuestro Carros de Chuches que tanto gusta a novios y novias, además en este caso ellos, sobretodo Elena me pidió que además de la chuches añadiésemos Sandwich con nocilla, con mucha nocilla, así lo hicimos, creíamos que esto era un antojo de la novia, pero al resto de invitados les encantó la idea.

Recuerdo el día de la boda de Elena y Alberto un día muy especial, un día precioso de primavera, un día con muchas anécdotas y sorpresas, fue muy divertida. Todo fue muy fluido, tanto Elena como Alberto estaban totalmente felices disfrutando de su gran día junto a sus familiares y amigos, el resto del mundo no existía.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario