Una Boda Boho Chic. En un Parque Natural en Cádiz

Creo que al fin y al cabo, todas las bodas acaban siendo alucinantes de una manera u otra  y la boda de Rocío y Fran en mi opinión llego a otro nivel, un nivel superior.

Siempre es emocionante organizar una boda, pero si esa boda es la de una persona querida para ti se convierte en una experiencias my divertida, y con Rocío y Fran he vivido  momentos muy emocionantes, momentos muy divertidos de reírnos todos juntos, lastima que no tenga material fotográfico para mostraros como quedé toda empapada cuando saltaron todos los aspersores y me pilló en fuego cruzado (mejor en agua cruzada), suerte que se trataba a finales de junio y en media hora toda la ropa seca!

A Rocío la conozco desde hace muchos años, trabajaba y trabaja en un imprenta y diseño gráfico,  ella realizaba y sigue realizando muchos diseños para nuestras bodas; cartelería, invitaciones, tarjetas con los nombre o números de la mesas,  Sitting Plann etc. Cuando juntas hablábamos de los diseños que mejor irían a una novia o que  estilo sería mejor para algún tipo de  boda, le ilusiona tanto su trabajo que entre diseño y diseño  ella me decía “Toñi cuando me case,  y entres risas, si es que me caso algún día, tu me tienes que organizar la boda” a mi oír estas palabras que ella me decía con toda la ilusión del mundo me hacía sentir en el paraíso,  es tan hermoso saber que las novias confían  en nosotros para planificar y organizar su gran día, saber que les gusta nuestro trabajo es muy gratificante. Siempre digo que el trabajo de Wedding Planner no es fácil pues hay que tener todo todo muy controlado  pero a la vez es tan emocionante que no podría dedicarme a otra cosa.

Os cuento un poco la historia de amor  de RyF desde el principio  para que veáis que hay Bodas que son mágicas si o si, y  completamente da igual lo que pase ese día.. 

Roció y Fran son novios desde que eran unos  adolescentes, he tenido la oportunidad de ver  fotos de ellos cuando empezaron su historia de amor y  tienen unas  caritas de niños enamorados que quita el sentido, y para aquellos que dicen que el amor no existe o que solo dura el tiempo del enamoramiento hoy quiero que conozcan a Fran y Rocío que  ese amor de juventud temprana les a traído  hasta hoy a Su Gran Día! les ha llevado a dar el Si Quiero! 

Aunque Rocío pensaba que el día de su casamiento nunca iba a llegar, (nos pasa a todas), Fran orquestó un viaje romántico a Roma, a Rocío nada le presagiaba que lo que iba a ocurrir  al pie del Coliseo, Fran con anillo en mano, rodilla al suelo y al más estilo romántico  le pidió en Matrimonio, ay! Dios mío  muero de Amor, no me digáis que ¿no es una pareja bonita? y lo que les queda por vivir su amor……

El día de la boda no era de esos soleados que todas las novias deseamos, ni si quiera despejado todo lo contrario se levantó con el cielo muy encapotado, a pesar de estar a principios de Julio, es más mientras estábamos terminando de última ciertos detalles en la iglesia, asomaron una pequeñas gotas de agua, la primera alarmada yo!!!! ¿Dios mio que está pasando?, no hay previsión de lluvia, pero así es la naturaleza, indomable, rápidamente nos pusimos en contacto con el Catering que estaba en el lugar del banquete a unos 42km de distancia y nos tranquilizó, allí algo nublado pero nada para preocuparse, ufff, realmente hubo un momento en que todos nos preocupamos, todos los amigos y best friends del novio con móvil en mano mirando y revisando la previsión del tiempo, pero nada era solo una nube traviesa.

Sí pensáis que esto los iba a detener o si quiera amargar un poco la dulzura del día, estáis equivocados. A diferencia, de la reacción esperada por parte de los  novios, estos no  se tomaron a mal aquellos poquitas gotitas de agua, ni que el día estuviera nublado, ellos con mucho sentido de humor, pues como   dice el refrán “ al mal tiempo buena cara “. Cualquier persona ajena hubiera dicho de que no se iba a poder celebrar la boda, que en cualquier momento empezaría a llover  pero ni por asomo fue lo que paso, incluso me a riesgo a decir que el día se ilumino en el momento que ellos se dieron el ¡si quiero!

Fue una ceremonia religiosa en la Capilla de María Auxiliadora en el Colegio de Salesianos en La Línea, una ceremonia muy emotiva, todos esperaban que ellos llegaran al altar a dar el Si Quiero para confirmar antes todos su amor,  y empezar un nuevo proyecto  de vida en pareja. Fran muy nervioso esperando en el  altar  a la novia que entró a la Capilla  al compas del Coro Rocio, ¡ese preciso instante fue  realmente bello!.

El banquete tuvo lugar  en un complejo en Jimena, Cádiz, en  un jardín tropical, con aves exóticas y simpáticos animalillos con los cuales celebramos el casamiento de Rocío y Fran.

Si tuviera que describir el Banquete de Bodas con pocas palabras sería un estilo Boho Chic, con un toque de estilo rural para hacer un guiño al lugar  donde celebraban su enlace, pero a la vez una decoración elegante y sofisticada que le daba ese toque único a la boda.

Para no alargar más este post solo me queda dar  las gracias a los novios por confiar en mí, espero haber satisfecho las expectativas Rocío tenía de nosotros  y  a Fran que la complació contratándonos para la organización de su Divertida Boda.

Con este reportaje fotográfico vais a descubrir el talento y pasión que Roberto Pecino pone en cada uno de sus trabajos https://www.robertopecino.com