Si tuviera que describir esta boda en una sola frase sería : “ Una boda con mucho encanto “. Para comenzar a narrar esta bonita historia  de amor os voy a poner un poco en antecedentes.

Esta historia  de amor comienza en Suiza, desde que fueron bastantes jóvenes ya estaban enamorados, nada más y nada menos que desde los 16 añitos. Gran parte de la familia de Daniel se volvió a España pero el decidió quedarse allí, como suelen decir en algunos programa de TV se quedo “por Amor” no encuentro una mejor y  más bonita excusas que esa. Desde ese momento no se han separado y su amor ha ido creciendo y aumentando miembros en la familia, ahora son 4, tienen dos hijos preciosos. 

Hace más de una año decidieron casarse y hacer una gran fiesta del amor, ambos pensaron  celebrar su boda  en España de donde Dani es originario, sería el lugar perfecto para darse el Si Quiero, y de este modo empezaron con la organización de su boda tirando de familiares que le ayudaran ellos viven en Suiza, y aunque todos tenían muy buena voluntad a Tamara se le ocurrió la brillante idea de pasadle mi contacto, sabía de nuestro trabajo y le parecía que organizaríamos para ellos una boda perfecta. Así fue como me llamaron y me contaron todos sus proyectos, su ilusión de una ceremonia en la playa,   el estilo  de  la boda querían.  Nicole siempre me dice “Toñi desde el minuto 0 has sabido captar lo que a mi me gusta para nuestra boda”, cada vez que ella me dice esto me me hace sentir muy feliz, pues no hay mejor recompensa que la misión cumplida.

Y tras esta  introducción, nos trasladamos al día del evento

 El Chiringuito  elegido por los novios para su boda  está en la Playa de la Alcaidesa que se encuentra en La Línea de la Concepción, en Cádiz, un paraíso de playa kilométricas vírgenes con arena dorada y agua cristalinas, y aunque insisto siempre en esto “es muy conocida esta zona Este de Cádiz   por sus fuerte vientos”  déjame decirte que el día de la boda de Nicole y Daniel  no tuvimos ni una ráfaga de viento, se encontraba todo inmóvil, toda la naturaleza estaba expectante para ver como Daniel y Nicole se daban el Sí quiero en esta hermosa playa de Cádiz.

La ceremonia en la playa transcurrió  rodeada de familiares y amigos que no paraban de darles amor a la pareja  en este día tan especial. Quién oficio la ceremonia fue Gema Araujo, ex alcaldesa de la Línea  y el hijo mayor de la pareja, Diego ya que la ceremonia se tuvo que traducir en ambos idiomas,   había invitados a la boda  de Suiza y España

Tras la ceremonia en la playa, hubo una divertida sesión de fotos en la arena justo al lado del altar. Fue una sesión  en la que participaron todos los invitados antes de pasar a la zona del cóctel  en el chiringuito cercano. 

En el cóctel  hubo un delicioso Córner de quesos que triunfó sin duda alguna con quesos de la Sierra de Cádiz, una tinajas de zinc con cervezas del mundo que fueron un gran alivio para los invitados ya que se encontraban enterradas en hielo y estaban sumamente frías y el día era sofocante. Cuando comenzaron a salir los entrantes en bandejas fueron un éxito sin ningún tipo de dudas ya que una de las premisas de los novios era que querían que en el cóctel hubiera comida típica española, para que aquellos invitados suizos pudieran disfrutar de nuestra maravillosa gastronomía; y así fue, las bandejas salían llenas de deliciosa comida tradicional española.

Cada boda está hecha con mucho mimo y dejamos que los novios sean ellos  mismos el día de su boda, que sean espontáneos y que disfruten de su boda a su manera, una boda es un día mágico, un gran día en el que fueron arropados  por  sus amigos y familiares, fue la boda que ellos habían soñado junto al mar,  estaban felices, estaban muy bellos y llenos de alegría.  Me gustaría hacer referencia a la entrada de los novios  a la zona de banquete de bodas en las que la música sonaba por cada rincón del chiringuito, ellos entraron riendo y bailando  al son de la  música,  este ánimos de completa felicidad y alegría con la que ellos estaban celebrando uno de los días más especiales de su vida,  hizo claramente que todos los invitados se lo pasara  muy bien y que todo saliera genial. 

 Ya en el banquete de bodas en el chiringuito uno de los platos que me gustaría destacar fue “Lubina al Espeto” el espetero hizo un gran trabajo ya que eran muchas unidades  al mismo tiempo, y aunque tardó un poquito  más que un plato normal, la espera valió completamente la pena, la Lubina al Espeto estaba riquísima, esta es una de las ventajas de casarse en un  chiringuito en la playas de Cádiz.

En la semana de la boda hubo varios cumpleaños y entre ellos el día anterior a la boda fue el cumpleaños de Alicia la hija menor de la pareja, así que llevamos unos muffins de chocolate y unas velas para estos  cumpleañeros y en especial el de Alicia. Tras soplar la vela de su  17 cumpleaños en el día de la boda de sus papás,  todos los invitados comenzaron a cantarle cumpleaños feliz, fue un momento muy emotivo para los novios.

Tras esta gran sorpresa, los novios cortaron la tarta de bodas  que llevaba desde el comienzo de la fiesta en el salón esperando a ser cortada,  tras el corte de la tarta de bodas el baile de novios y otro gran momento, Alicia  con micrófono en mano les cantó la canción que ellos tenían preparada para su Baile Nupcial, esto acabo con un entrañable abrazo de los papas a sus hijos. 

Tras el Baile de Novios,  sin más dilación comenzó la barra libre y entonces fue cuando todo el mundo comenzó a bailar y disfrutar  y para los más golosos  hubo un Candy Bar.

Cuando escribo cada post quiero trasmitiros los bonitos momentos vividos, las emociones y sensaciones que tienen los novios, eso es muy complicado trasmitir  y no se si lo consigo, así que os dejo las fotos ellas os hablarán más de esta maravillosa boda.

Valeria Orihuela me ha ayudado a escribir esto post, gracias cielo.

Cristian  Dominguez está estudiando y le apasiona la fotografía, esta ha sido su primera boda con nosotros  y ha hecho  una fotos muy bonitas, Cristian Sigue así. (@clickwalla)